Foto de Electric Dust

EDC México regresó más fuerte que nunca

La octava edición de EDC México más grande a la fecha

Tras una larga espera de dos años, EDC México recibió a casi 200,000 Headliners durante los 3 días del festival. En punto de las 4 de la tarde del viernes 25 de febrero de 2022, el festival abrió sus puertas nuevamente y se contagió de la emoción y felicidad que derrochaban sus asistentes.

Lleno de luces, fuegos artificiales, performers y muy buena música, los 3 días marcaron un regreso espectacular del festival de música electrónica más grande del país y probablemente de Latinoamérica. Pero más allá de eso, el protagonismo se lo llevaron sus asistentes con su creatividad en sus outfits la cual este año destacó muchísimo más que en las ediciones pasadas, además de los divertidos y sentimentales totems que cada team llevaba.

Fueron 9 los escenarios y más de 200 artistas que llenaron de buenos beats al Autódromo Hermanos Rodríguez, el lineup tenía a muchos de los más grandes exponentes de la música electrónica tanto nacionales como internacionales, de los cuales varios hicieron su debut en el país o en el festival y tuvo un poco para todos los gustos, por lo que los asistentes no pararon de bailar en todo el fin de semana.

Además de que el festival continua añadiendo más instalaciones de arte, regreso el buda favorito que disfrutamos en una edición pasada en el neonGARDEN ahora siendo protagonista, al igual que un nuevo búho tejido en su nido, nuevas letras de EDC iluminadas por la noche, la mujer de metal que lanzaba fuego por la boca y más juegos mecánicos que nunca.

Los escenarios fueron majestuosos como cada año, empezando por el fantástico kineticFIELD y el tan esperado regreso del clásico búho de EDC que nos trajo recuerdos de su primera edición en el ya lejano 2014 y con la temática del kineticZEN haciendo alusión al mindfulness. En este stage tuvimos grandes sets como el de Purple Disco Machine, deadmau5, Markus Schulz Claptone, Acraze pasando por la majestuosidad de Lost Frequencies y el fabuloso cierre de Zedd junto con los fuegos artificiales.

Siguiendo con el estruendoso circuitGROUNDS, cuyos sonido y visuales nos dejaron perplejos e hicieron que sets como el de Fisher, DJ Snake y REZZ fueran de los favoritos ¿Alguien dijo poder? wasteLAND nos llenó de Bass y hardstyle para los que son fanáticos de los géneros mas duros de la electrónica y gracias a sets como el de nuestra querida Jessica Audiffred, Black Tiger Sex Machine, K1 y Lil Texas se puso bueno el headbangueo, el hakken y por su puesto, los moshpits.

El escenario XXEquis tuvo ese sabor latino que tanto caracteriza a la edición mexicana de este festival y puso a perrear hasta a los más puristas del género. BionicJUNGLE fue una grata sorpresa para todos, y quien entro a esta fabulosa jungla no puro parar de zapatear gracias a los beats de Cabizbajo, Mystery Affair, Rebolledo, Iñigo Vontier y Zombies in Miami. El stereoBLOOM tuvo muchos actos nuevos como HALIENE en vivo, J. Worra, Matroda, Youth In Circles, por mencionar algunos.

No todo puede ser miel sobre hojuelas en un festival de esta magnitud, y una de las quejas que más escuchamos de los asistentes fue acerca de la producción de neonGARDEN ya que los visuales no fueron tan buenos como en otros escenarios además, de que el sonido no era parejo en todo el stage. No obstante, el talento logró salvar estos pequeños fallos y desde el Techno más ácido hasta el House más tropical tuvieron a la gente bailando sin parar con las presentaciones estelares de Carl Cox, Paco Osuna, Nicole Moudaber, Dubfire, Reinier Zonneveld, Michael Bibi, Deborah de Luca, The Martinez Brothers y por supuesto el lleno total de Boris Brejcha.

Podemos destacar muchísimas cosas del festival, del cual hemos visto su crecimiento durante estas 8 ediciones, y podemos decir que esta ha sido una de las mejores, no tanto por lo ya mencionado, si no porque a pesar de dos años muy complicados con la pandemia pudimos regresar al lugar donde somos completamente felices y pudimos volver a ver y abrazar a muchos amigos que hemos hecho gracias a esta música que tanto amamos. 

Estuvimos muy contentos de ver como a la par de la evolución del festival, la gente ha ido acoplandose a la esencia de EDC, teniendo mas producción en sus vestuarios, en sus totems y sobre todo en su PLUR. A pesar de algunos problemas aislados que se presentaron, los Headliners fueron con toda la intención de pasar un gran fin de semana, de bailar y de sacar toda la energía contenida por dos años. Finalmente esperamos con ansias la edición de 2023 donde esperamos que siga creciendo este hermoso festival pero sobre todo que la escena de la música electrónica se haga cada vez mas grande en nuestro país y eso solo depende de nosotros como fanáticos.

Comparte con tus amigos:

Deja una respuesta



This site is protected by wp-copyrightpro.com

繁體中文DanskNederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol