Patrick Miller

Foto cortesía de Patrick Miller

Patrick Miller traerá lo mejor del High Energy en concierto

El Patrick Miller se une a Irrepetible con un show icónico bajo la producción de Roberto Devesa

Los sonidos electrónicos marcados y simplificados del High Energy unidos a otros ritmos como el Italo disco y el Eurotrash harán de la noche del próximo viernes 30 de octubre, una verdadera explosión de dinamismo rítmico.

Para muchos, el Patrick Miller fue un gran punto de encuentro para el after de las fiestas interminables con nuestras amistades, donde todos son bienvenidos sin importar edad, sexo o creencias.

En nuestra ciudad, las noches bajo el hechizo de Patrick Miller tienen un carácter mitológico y see alzan triunfantes ante cualquier propuesta similar.

Patrick Miller, un innovador nato, no solo se vale de la música para que la gente le saque brillo a la pista de baile ya que su puesta en escena es por demás vanguardista. Con apoyo de pantallas, un despliegue de efectos tecnológicos y juegos de luces impecables cumple el que ha sido su objetivo por más de tres décadas: reunirse por y para la música.

Patrick Miller

Patrick Miller

OCESA Irrepetible

30 octubre, 8:30pm

Patrick Miller se presentará con su equipo para ofrecer un gran espectáculo que mezcla los ritmos de los 80, sobre todo el High Energy con música de Giorgio Moroder, Divine, Donna Summer, Limahl y Yazoo entre otros.

La historia de Patrick Miller  inició a principios de los 80’s en plena época disco. Cuando ese estilo musical entró en una acelerada decadencia y se dejó de producir, Miller aprovechó para difundir un nuevo estilo de música llamada High Energy. En nuestro país, él fue uno de los principales difusores de las nuevas promesas de este ritmo como Sylvester, Frank Loverde, Divine y Rofo, entre otros.

En México, esa nueva propuesta musical tuvo un impacto moderado y alcanzó sobre todo a estratos más humildes. Las primeras tocadas de ese género eran ambulantes, se trataba de una especie de discotecas móviles que transformaban garajes, bodegas o estacionamientos en verdaderos salones de baile.

Fue hasta 1983 que el patio del Club de Periodistas del centro de la CDMX le abrió las puertas a Roberto, en ese lugar surgieron los Patricios, un grupo de jóvenes que cada fin de semana se daban cita para ser partícipes de esa liturgia llamada High Energy. Allí se hicieron célebres las competencias por hacer la mejor coreografía.

Cuando ese lugar le cerró el acceso, Patrick Miller se cambió al Teatro del Pueblo y después a cualquier lugar que le diera facilidades. Hasta que finalmente se instaló en la calle de Mérida 17 donde ha residido  por más de dos décadas y sus tocadas de cada viernes son legendarias. Sus mezclas están pensadas para todas las edades por lo que tanto jóvenes como gente mayor se sienten muy complacidos.

Comparte con tus amigos:

Deja una respuesta



This site is protected by wp-copyrightpro.com